Categorías
Divagaciones de la Conciencia Psicología Educativa Psicología Infantil

Cyberbullying: Cuando el efecto Espectador se vuelve viral ”

En 1964, Kitty Genovese, una mujer neoyorkina murió asesinada en la puerta de su apartamento y a pesar de que pidió ayuda a los más de 38 vecinos que fueron testigos del crimen nadie llamó a la policía hasta pasados 30 minutos, cuando ya era imposible salvarla. Este suceso llamó la atención de dos psicólogos sociales, Latané y Darley, quienes acuñaron el término “Efecto Espectador” al fenómeno psicológico por el cual es menos probable que alguien intervenga en una situación de emergencia cuando hay otras personas presentes.

Así, a mayor número de testigos de la situación menor es la probabilidad de que alguien haga algo.

Desde ese hecho que marcó un hito en la investigación de la Conducta de Ayuda en la Psicología Social, son numerosos los estudios que se han realizado sobre al respecto y ninguno puede dar una explicación clara y lógica de este comportamiento tan inhumano. El caso de Kitty Genovese fue el primer caso de este tipo en el que se puso el foco, pero no el único ni el último. Cada año se repite la historia, en otros países, en otras situaciones, con otros actores y otros actos. Algunos conllevan la muerte, otras nuevas formas de violencia y maltrato que dejan huellas imborrables en las personas.

Es el caso del Cyberbullying. Una nueva forma de violencia que campa a sus anchas en la red, ante la impasibilidad de millones de usuarios.

El ciberbullying o ciberacoso es el uso de medios digitales (smartphones, Internet o videojuegos, redes sociales…) con la intención de acosar psicológicamente a otras personas. Si el bullying o acoso entre iguales es muy duro, el cyberbullying lo es todavía peor, ya que no se limita en el espacio ni en el tiempo, sino que se puede producir a cualquier hora, de múltiples formas y a través de cualquier medio digital. La única alternativa para las víctimas parece ser desconectarse de la red, pero esto plantea varios problemas. El primero es que, en un mundo completamente digitalizado, desconectarse de la red equivale a desconectarse de la vida, especialmente para los adolescentes, quiénes son por otro lado, la principal población diana del cyberacoso. El segundo problema es que, aunque se desconecten muchas veces el cyberacoso traspasa las fronteras virtuales y se traslada al mundo real.

Pero lo peor del Cyberbullying ya no es que el espacio y el tiempo sea ilimitado, o que el anonimato proteja al agresor a través de la elaboración de perfiles falsos que muchas veces no dejan rastro.

Lo peor es que, el Cyberacoso, se produce ante millones de personas y muy pocas de ellas van a hacer algo. Porque están bloqueadas en el efecto espectador, observando estas agresiones como algo ajeno y distante, justificando su falta de actuación y su evasión de responsabilidad en que es a otros a quién compete esa tarea.

Así, muchos colegios, institutos y empresas eluden su responsabilidad de intervenir en esta historia, porque la situación de acoso no se produce en entre su muros o filas. Y cuando las consecuencias se vuelven catastróficas e indeseables, la tendencia es juzgar a la víctima por su participación activa en los medios digitales, pero nunca la autocrítica por no haber tomado parte.

El cyberacoso es un hecho muy grave, con consecuencias físicas, psicológicas y sociales muy duras e impactantes. A golpe de click se hace viral y llega a cualquier parte, de mil formas y maneras. Nuestra impasibilidad ante el Cyberbullying tan solo confirma lo encontrado por Latané y Darley en 1964, que somos susceptibles al efecto espectador, que, con el paso de los años somos más egoístas y menos prosociales Pero no ser conscientes de ello no nos hace menos responsables.

Porque, nos guste más o menos, es tan culpable el que agrede como el que observa y no toma parte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .