Categorías
Psicología Educativa

De docentes y Pdfs

Escribo estas líneas tras dedicar cerca de unas 7 horas de los últimos 4 días (incluido sábado y domingo) a ser la profe multifunción de una de mis clientas. Y no es que ahora me dedique a la docencia, es que en una situación excepcional como la que estamos viviendo, en la que los menores presentan, sino una limitación, una ausencia de acceso a recursos materiales, estructurales y humanos con el que venían sorteando los obstáculos de un sistema educativo arcaico y obsoleto, a algunos profesores “se les ha ido la olla” por completo.

Parece que algunos creen que, como los niños y los adolescentes están en casa y no pueden realizar pruebas y controles de aprendizaje en el tradicional formato tipo examen, el nuevo estándar para cumplir con el currículo debe y tiene que ser triplicar la carga lectiva a través de pdfs infinitos, que lo único que hacen es justificar el trabajo y sueldo del maestro.

Así, mi paciente N, después de un año de trabajo terapéutico poniendo todo de su parte, lleva como un mes llorando porque el día tiene 24 horas y ella, TDAH con predominio inatento, si ya antes del confinamiento necesitaba jornadas de 36 horas, ahora las necesita de, como mínimo, 70.

Y como ella, están millones de niños y adolescentes de nuestro país. Tantos que ni lo sabremos. Porque claro, tras una pantalla todo parece más fácil, con Google a su lado, las adaptaciones y las medidas de atención a la diversidad no deben ser muy necesarias. ¿Cómo no nos dimos cuenta antes?

Pero la que no se esfuerza es ella y su psicóloga es, cuanto menos, una exagerada por recordarle que existe un decreto ley que le ampara.

Si. A vista de algunos profesores y profesoras, los enemigos somos los demás.

Y quizás por eso, su tutora no me ha concedido una sola entrevista ni antes ni después del confinamiento, porque nunca tiene tiempo. Tanto es así que los ejercicios de recuperación del primer trimestre de Lengua que vienen en sus pdfs los ha sacado de Internet, sin darse cuenta de que muchos son para 2° de Bachillerato en lugar de 2º de ESO.

Como su alumna es TDAH, tampoco debería darse cuenta ¿Verdad? Y de hecho así fue. La pobre estaba demasiado frustrada preguntándose en qué momento de la clase dieron el simbolismo de Cervantes en la Novela Moderna.

Luego nos llevamos las manos a la cabeza cuando los alumnos odian el instituto, claro. “estas nuevas generaciones tienen mucho cuento” “que falta de interés” “que dejadez”

¡qué malos y malas son nuestros y nuestras adolescentes! ¡Nótese la ironía!

Y cuando los colegios e institutos si adaptan contenidos, cuando los profes son ejemplos de humanidad vivos, entonces la crítica va dirigida hacia el propio gremio, “es que no hay nivel” “es que hay exceso de mano izquierda” “es que les hacen la rosca y aprueban” y si desde los centros y los gabinetes privados los defendemos, “es porque nos pagan”

En lugar de vernos a un espejo y tratar de mejorar, nos dedicamos a infravalorar el trabajo de los demás, a quitarle méritos al esfuerzo que realizan y, sobretodo, a vociferar lo buenos que somos nosotros y lo malos que son el resto.

Sin duda, esta es la técnica más antigua de protección de la autoestima. Negar los errores del endogrupo y criticar y fomentar el odio hacia al exogrupo.

Por supuesto, los campeones son ellos, cuya experiencia es tan absolutamente eficaz que no merece ni revisión de la evidencia, y con cuyo proceder corrompen la inocencia de cerebros en crecimiento a base de recetas de indefensión aprendida… Porque como ya rezaba el dicho, “La letra con sangre entra”

Y así seguimos, en pleno siglo XXI arrastrando casi las mismas tasas de abandono y fracaso escolar que hace 10 años…

Todavía no hemos sido capaces de asumir responsabilidades y corregir nuestros errores eternos.

Afortunadamente no todos los profesores son como los que he descrito. Aún quedan quedan unas cuantas estrellas en el firmamento que se implican con cada uno de sus alumnos. Personas que hacen de la escuela una realidad diversa e inclusiva. Con ideas innovadoras, con recursos, con oportunidades para todos y todas…

Pero ese rayo de luz y de esperanza, tampoco es libre. Tiene las manos atadas por la insidiosa burocracia que sigue empeñada en cortar a unos y otros las alas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .